Ábacos.

No se trata del ábaco japonés, el soroban, ni su capacidad para desarrollar la mente en actividades extraescolares. Hablemos de tres cosas curriculares y muy importantes:
1 - ¿Qué ábaco usar en infantil y cuál en primaria?
2 - El ábaco para entender la suma y la resta.
3 - El ábaco para representar y resolver problemas sumativos.

¿Qué ábacos usar y no usar?

¿Qué ábacos usar en el cole?

La propuesta que aquí se explica utiliza ábacos didácticos, que son los que tienen diez o veinte bolitas en cada alambre. Los ábacos japoneses y rusos, tan bonitos, misteriosos y atractivos no vienen al caso.
Tipos de ábacos didácticos: los de infantil, los de primaria y los que no valen para nada.
¿Diez bolitas o veinte bolitas?

Ábacos para infantil y ábacos para Primaria.

Lo que de verdad importa es el uso que vayamos a dar al ábaco, y no su aspecto, pero sí que hay unos más indicados que otros: en infantil usaremos un ábaco NO posicional, y en primero y segundo sí.

En infantil utilizaremos un ábaco que tenga 30 o 40 bolas, aunque puede llegar a tener 100. Ninguna bolita tiene valor 10; cada una de ellas representa a un elemento y solo uno, y por tanto no tiene valor posicional. 

Aquí hay un ábaco no posicional interactivo para pizarra digital.

En primaria usaremos uno de tres alambres (U, D, C) y 20 bolitas en cada uno. Ahora sí hay bolitas de uno, de diez y de cien; ha aparecido el valor posicional. 

Aquí hay un ábaco posicional interactivo para pizarra digital.

Entender las operaciones

Comencemos por la numeración.

Aunque el objetivo final del ábaco sea modelizar y resolver problemas, el principio es entender nuestro sistema posicional. A partir de primero podemos practicar con el ábaco la representación numérica. Después iremos a las operaciones.

La suma y la resta en primero y segundo

El uso fundamental del ábaco en el aula va a ser el de comprender las operaciones tradicionales en papel, ya sea trabajando en paralelo o utilizándolo como máquina de calcular. Es especialmente indicado para entender el funcionamiento de las llevadas.

Representar problemas con el ábaco

Es imprescindible representar los problemas de mates, sucesivamente de una forma vivenciada, manipulada, representada y finalmente simbólica. El ábaco nos viene bien para la etapa representativa. Es cómodo y rápido y nos lleva de una forma bastante directa a la operación correspondiente. El ábaco sirve para todos los problemas de sumar, pero no para todos los de restar.
¿Cuáles sí y cuáles no?
Y en los problemas de restar que no se puede usar el ábaco, ¿Qué hacemos?

Los ábacos no didácticos

¿QUE USO DARLES?

Se inventaron cuando no había calculadoras, mucho antes que los números arábigos, y como herramienta de cálculo, comparados con los números romanos, desde luego no hay color. En la actualidad su uso está casi eliminado como instrumento de cálculo.
En el colegio no lo veo más que como una curiosidad. Si dispusiéramos de mucho tiempo, sería interesante utilizarlos, pero...
Origen, clases, uso del ábaco.

BONITOS ÁBACOS

Construir ábacos.
El ábaco de casillas o ábaco operador, una propuesta del CRE de Pontevedra .
Un ábaco chino interactivo.
Una preciosa web toda sobre ábacos

Más

Contacto: rvazquez@educa.madrid.org
Esta página no utiliza cookies ni tiene publicidad. Licencia Reconocimiento-No comercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0)